lunes, 6 de enero de 2014

El maestro de esgrima

En este caso, voy a comentar esta obra, propuesta en este seminario, pero que ya tuve ocasión de leer hace muchísimo tiempo, cuándo aún era una adolescente que pasaba el tiempo en la biblioteca, con el cuello casi torcido de tanto leer los títulos en las estanterías, sin saber por cuál decidirse.
En ese caso me decidí por algo de Reverte, ya que me gustaba el tono ácido y mordaz con el cual se desenvolvía en los medios y en entrevistas. Me gustaba su punto irónico y casi hiriente en ocasiones con el españolito medio anclado en su pasado. Pero la verdad, conforme fui creciendo, me fue gustando menos este personaje en el que se está convirtiendo, y más el escritor en sí.
El maestro de esgrima es una novela fácil de leer, aunque para mí pocos textos me resultan difíciles. Tal vez he caído en el tópico manido de "lectura fácil". El caso que es un libro que sigue la temática que tanto le gusta a Reverte : el honor, el linaje español, la historia de nuestra España antigua, el amor y el deseo, y la figura del hombre como salvador. Dicho sea de paso, esta novela se escribió justo el año en el que yo nací, pero vamos, me resulta totalmente atemporal, es decir, una novela que puede leerse en cualquier época y año, ya que lo importante es viajar con la mente a la España del siglo XIX dónde ahí no pasa la moda.
Reverte nos instala en varios escenarios, de esos que tanto le gustan y qué tan bien se le dan describir: conspiraciones políticas, deseos carnales, honestidades, y realismos de una época que bien parece que vivió dicho escritor.
 He podido conocer que la obra se llevó al cine,pero no me llama como para verla. Prefiero mantener intacta en mi memoria  los personajes tal y cómo me los había imaginado. Aquí os dejo el trailer:



Al ponerme a releer la obra para el seminario que nos ocupa, me vino a la cabeza una analogía entre la sociedad que pinta Reverte y el momento que estamos viviendo. Una insatisfacción social en la que los jóvenes de hoy día no saben a qué dedicarse,por dónde tirar, y sin motivaciones, en contrapunto con los grandes empresarios, tal vez algunos corruptos, con ansias de ser los mejores en lo que sea, y los únicos poseedores de la verdad absoluta. El protagonista, Jaime Astarloa, ansía ser El Maestro de Esgrima con mayúsculas, el único, el insuperble, aquel que tenga en sus estocadas la precisión de ninguno y todos recurran a sus conocimientos para intentar alcanzarle, quedándose en el intento.
La otra principal, a mi juicio, sobre la que gira la novela, también tiene un deseo que hace que todo le lleve a ello, todas sus fuerzas es terminar esa deuda pendiente con el que es su padre... Aunque no voy a desvelar nada para próximos lectores.

Sigo buscando analogías, y teniendo en cuenta "el pie del que cojea" Reverte, entiendo que la obra trata de criticar  aquella sociedad madrileña corrupta durante el reinado de Isabel II, y no se qué me viene a la cabeza en esa analogía...Tal vez si el hombre conociera su historia, no tendería a repetirla, pero creo que eso nos ocuparía otro blog...y no precisamente de lectura.
Creo que la novela es totalmente realista, y no solo por las descpriciones, los diálogos en primera persona, y la voz en off que parece que cuenta la historia, como en un tiempo pasado, sino por la crítica que creo que hace a la sociedad. Sí que me transmite cierta visión negativa y pesimista (otra vez de nuevo me viene a la cabeza el símil con los tiempos que estamos viviendo...) en el que las gentes saben que esto se va a pique (conversaciones entre Jaime y su amigo Luis de Ayala, que creo que luego no resultó ser de tan confianza por los secretos que guardaba...)

Para finalizar mi comentario sobre la obra propuesta, paso a destacar alguna frases que he ido recogiendo y subrayando, bien porque en su momento me impactaron o simplemente porque lograron evocar la descripción que Reverte pretendía conseguir:



 Usted es el hidalgo que no sale a los caminos, porque los molinos de viendo los lleva dentro, pág 128.

Lo bello reside en conservar precisamente lo que los demás dejan en desuso, pág 171.



  Yo no he hecho sino desempeñar el papel que me fue asignado por el destino. Le aseguro que no he puesto en ello ni un ápice de maldad más que la estrictamente necesaria, pág 304.

domingo, 5 de enero de 2014

Talos de Esparta

Comienzo mi segunda crítica y valoración personal sobre el libro que he elegido de temática histórica, Talos de Esparta, de V.M. Manfredi.

Realmente fácil de leer, en mi opinión, por la temática tan atrayente de la que trata. Si que es cierto que se puede hacer pesada la obra para quién no esté familiarizado con la historia griega, tal vez el modo de contarla, personajes con nombres a veces difíciles de digerir, pueda suponer un aspecto negativo para algún lector, pero no es mi caso.

Realizando el trabajo sobre esta actividad, me supuso una profundización en la investigación sobre el escenario histórico que se trata en la obra.
También, durante la lectura, inevitablemente me venían a la cabeza escenas de otros libros, como Alexandros, del mismo autor, ya que estaba familiarizada con el modo de escribir de Manfredi. También me venían escenas de la película 300, que narra parte de la Batalla de las Termópilas, tocada también en esta obra.

El hilo conductor está dividido en dos partes que se distinguen bien, hecho de agradecer en una novela histórica, para evitar perdernos en los propios acontecimientos. Me gusta que haya incluído las profecías que tanto regían la vida de los griegos por entonces, como el estar tan sometidos al cumplimiento de su destino, por ejempo, Talos es educado con otra personalidad diferente a la que nació, entrando en conflicto el lobo, un ilota o Cleidemo, el dragón, un espartano tullido. Pero no os voy a desvelar nada sobre este conflicto emocional, ya que es al final del libro cuando se resuelve todo...como era de esperar.

Como fragmentos que tengo subrayados en el libro, dependiendo del por qué me llamaran la atención, os voy a destacar el siguiente, siendo por la expresividad del mismo, y por lo que logró evocarme por lo que tanto me gustó:

Rodeado por la masa de enemigos, Brito revoloteaba el escudo y la espada sesgando a cuantos se le ponían por delante pero, oprimido por todos los flancos, con el corazón que le estallaba en el pecho.
Otro, sin duda, corresponde al abandono del bebé tullido por su parte, que muestra una crueldad un tanto enmascarada, ya que como he podido investigar, los espartanos ofrecían a los lobos ya los propios acantilados a estos niños "no normales", con déficits.


La lluvia caía a cántaos, con el cabello pegado a la frente y las ropasempapadas, Aristarcos caminaba lento y seguro sobre el musgo blando y perfumado. Se detuvo delante de un acebo secular, con un enorme tronco hueco , se arrodilló entre las raíces y depositó el pequeño fardo que agitaba las manitas fuera de la manta y, mordiéndose el labio inferior hasta hacerlo sangrar, notó que el agua le bajaba a borbotones por la espada, pero la boca seguía seca, y la lengua como un pedazo de cuero, se le había pegado al paladar. Ya había hecho lo que debía, los dioses se encargarían de cumplir con el destino. Había llegado la hora de regresar, el momento de acallar para siempre la voz de la sangre y el grito del corazón. Se levantó despacio, con dificultad, como si todo el dolor del muno le pesara sobre el pecho y regreso por dónde había llegado.

Me parece totalmente conmovedor estre fragmento, sobre la dureza de una tradición pefectamente narrada en esta obra.
Muy enriquecedor el hecho, de como he comentado, realizar el trabajo de investigación sobre los elementos reales y ficticios, han dado una mejor visión a esta novela que recomiendo, al igual que otras del mismo autor, como Alexandros.



Página 5 de 365...

Me despierto y me doy cuenta de qué este libro que es 2014 ya lleva 5 páginas escritas...Y las dos primeras tal vez las dediqué a los agradecimientos, que siempre es de bien nacido ser agradecido...O eso dicen.

Me voy a dedicar esta página 5 del año a comenzar con un buen libro, por lo tanto a comenzar con buen pie...

El Principito.

¿Qué supuso para mí este libro? Más que nada supuso abrirme los ojos. Tenía por entonces unos ocho años y era un libro manoseado, que aún conservo, perteneciente a uno de mis tios. Mi tío lo tenía subrayado hasta la saciedad. Lo cogí entre mis manos y lo primero que hice fue olerlo. Olía a polvo y a rosas. Ví los dibujos y me hizo gracia la ropa que llevaba el Principito. Y lo leí. Pero lo leí sin entenderlo....

A los años, volví a releerlo. Seguía sin comprender a ese pequeño habitante que daba vueltas alrededor de los planetas.

Y hace un año, de nuevo, de mudanzas en mi vida, ese libro que olía a polvo y rosas se abrió delante de mí. Ahora mismo es mi libro de cabecera. Me refiero a que lo releo cada noche y cada noche duerme al lado de mi cabeza, sobre mi mesilla, al lado de una rosa seca, sobre la que duerme el polvo.






Solo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos. El Principito

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Leyendo sin palabras

Os animo a qué veáis este corto que he encontrado sobre el significado de la lectura en una persona desde su niñez hasta la vida adulta. Es un corto sin diálogo, así que solamente a través de las metáforas visuales podemos entender qué significa la lectura...
Realmente ha plasmado muy bien lo que yo llevo sintiendo desde que soy pequeña, y espero seguir sintiendo.
¡Espero que os guste...y qué os anime a leer!


martes, 3 de diciembre de 2013

El tiempo entre costuras

Comienzo la primera crítica sobre las lecturas propuestas, y es con ésta con la que quiero comenzar. Se trata del libro "El tiempo entre costuras", de María Dueñas.

Reconozco que era reacia a leerlo, por eso de ser un best seller. Compro los libros en una libreria "de las de toda la vida", aquí en mi ciudad. Me gusta pasar tiempo en ella, ya que el tiempo se detiene entre los pasillos, y entre el olor de las páginas. Cojo un libro, lo saboreo visualmente y olfativamente. Me entra por los ojos su portada, su contraportada y su peso. Si pesa, me gusta. Digamos, que como las mujeres con curvas, pues igual. Me gusta saber que pasaré tiempo disfrutando de ese libro. Acudía cada dos semanas a nutrirme de nuevo y siempre lo veía ahí, en forma de pirámide en la primera mesa, según entras a la izquierda. Y yo me resistía. No me gustaba la mujer que estaba en la portada. Me parecía snob y pensé que era un libro sobre el amor romántico. Yo seguía en mis trece: no iba a leer ese libro. Llegaba a casa y escuchaba en la televisión o en la radio críticas sobre el mismo y cambiaba de canal o de frecuencia. Mis amigas y compañeras de trabajo lo leían, yo seguía firme a mis propósitos: no iba a leer ese libro con esa señora snob en la portada. Pero un día ví una entrevista a su autora.(aquí la enlazo).

Y me conquistó. Lo compré y devoré con ansia en un fin de semana de invierno.
Esta novela toca muchos palos: el amor, la historia de nuestra España, el espionaje y la política, los antiguos tiempos coloniales y fastuosos, la libertad de la mujer en aras de su crecimiento personal, la evolución de los personajes a la par que la evolución de la historia.
Me encantó. Comencé a recomendarla sin cesar y a investigar sobre la época histórica, sobre la realidad de sus personajes, sobre qué pudo pasar y qué no pudo pasar. Comencé a valorar la evolución de Sira, la protagonista, como buscando símiles con mi propia vida.

Recientemente se ha hecho su adaptación al cine, en modo tv movie. Sí que me sentí inclinada a verla en un inicio, pero únicamente he visto el primer capítulo. Prefiero no desmerecer el esfuerzo imaginativo que realizó mi mente a la hora de evocar e inventar escenarios con la ayuda de Sira, y es así como quiero mantenerla.
Es una novela que engancha, tal vez no logre la autora repetir el éxito logrado con esa portada de señora snob, pero ha conseguido, en mi opinión, lograr que muchísima gente lea, y esto siempre es admirable. Esta novela la ha leído desde amas de casa hasta ingenieros, pasando por romanticonas y estudiosos de la política. Esto ha hecho que se hable, y que se promocione, pero ante todo, que se lea.

Me parece interesante y enriquecedor, aportar alguna cita textual de la novela,

“Tenemos que ayudar. Tú, yo, todos, cada uno en la medida de sus posibilidades. Tenemos que aportar nuestro grano de arena para que esta locura no siga avanzando.”

“Tú no sabes lo que es vivir en guerra, Sira. Tú no te has despertado un día y otro con el ruido de las ametralladoras y el estallido de los morteros. Tú no has comido lentejas con gusanos mes tras mes, no has vivido en invierno sin pan, ni carbón, ni cristales en las ventanas. No has convivido con familias rotas y niños hambrientos. No has visto ojos llenos de odio, de miedo, o de las dos cosas a la vez. España entera está arrasada, nadie tiene fuerzas para soportar de nuevo la misma pesadilla. Lo único que este país puede hacer ahora es llorar a sus muertos y tirar hacia delante con lo poco que le queda.” 

"Hubo horas de amor amontonado en la habitación del Continental mientras las cortinas blancas ondeaban con la brisa del mar; pasión furiosa bajo el ruido monótono de las aspas del ventilador mezclado con el ritmo entrecortado de nuestros alientos, sudor con sabor a salitre resbalando sobre la piel y las sábanas arrugadas desbordando la cama y derramándose por el suelo."

El inicio ya es un gran comienzo.

A raíz de un comienzo se van dando pequeños pasitos. Uno de esos pasitos es la creación de este blog de contenido literario, a raíz del seminario de Lectura en el que estoy matriculada. Me parecía interesante un primer post sobre el por qué de todo esto.
Siempre he sido una lectora con filtro, una lectora que necesita las palabras en papel, no en edición digital, y para más inri, una lectora que necesita leer, bolígrafo en mano, por eso los libros que leo, procuro que sean míos, porque una vez que los toco, los garabateo, exclamo y subrayo incluso me río para mís adentros, y los adentros de los personajes.
El formato del seminario es muy interesante, gracias a UNIR por ofrecer una posibilidad tan interactiva para los alumnos que hacemos a distancia el esfuerzo de seguir formándonos.
Por otra parte, es favorecedor estructurar las actividades así cómo dividir las lecturas en bloques temáticos, y así encuadrar en un contexto cada lectura.
Así que sin más preámbulos...Comienzo!



"La lectura hace al hombre completo; la conversación, ágil, y el escribir, preciso".(Sir Francis Bacon)